Como fabricar joyas

Como fabricar joyas

El proceso de fabricar joyas puede hacerse de forma manual o artesanal o de manera industrial. Nosotros vamos a centrarnos en este artículo en las joyas fabricadas a nivel artesanal.

Montaje de las joyas

En muchas ocasiones, a la hora de fabricar joyas, lo más importante ha sido el montaje de las joyas. Para eso, debemos conocer la técnica del engastado, esto consiste en el montaje de las joyas

Esta técnica, que formaba parte del proceso de fabricar joyas desde siempre es ahora un oficio en sí mismo dado su especialización. Esto es un inconveniente en el sentido de que la persona que hace el engastado es independiente de fabricar las joyas.

Para engastar necesitamos herramientas económicas, como buriles, un mechero o una lámpara de alcohol, soportes de madera, un lacre para fijar las piezas y una buena iluminación.

El buril es un perfil de acero que se usa para cortar metal, puedes realizar ajustes en las monturas, recortar el metal entre otras cosas, para este trabajo, se debe preparar, necesitas un buril plano, otro terminado en media caña y un último de uña.

Para fabricar joyas, también necesitas un empujador, este elemento lo que hace es facilitar colocar la pieza encima y cerrar la montura evitando que caiga la piedra.

Acabados de las joyas

Es posible dar muchos tipos de acabados a las mismas, ya que el objetivo es un buen pulido. Antes se debe haber hecho una buena fundición y un buen esmerilado, algo clave para eliminar la presencia de cualquier raya.

Puedes fabricar joyas usando un pulido manual, lo mejor es hacerlo con una pulidora, aunque no sé si podemos calificarlo realmente como manual.

Durante el proceso de pulido diferenciamos dos etapas, la primera, consiste en el debaste, esto es eliminar las rayas que han dejado el esmerilado previo. Esto se realiza mediante pastas abrasivas.

El siguiente paso es el del abrillantado, en este caso se usan abrasivos. Al final, la pieza se debe pulir con una boina suave de algodón y la pieza debe secarse al final para eliminar los restos de humedad.

En este proceso, también se debe tener en cuenta la forma de la joya, ya que el pulido definitivo tiene que hacerse conforme a ello. 

La soldadura

Otro de los procesos en la construcción de una joya es la soldadura, a través de ella, se proporciona una unión sólida e invisible entre distintos elementos metálicos que constituyen la pieza de joyería.

Para esto necesitamos tener soportes donde aplicar el fuego a la pieza. También es importante utilizar líquidos para evitar la oxidación que se produce al soldar. Entre ellos, podemos citar el boráx, que se aplica mezclándolo con agua. Esto debe aplicarse con un pincel en ambos lados de la pieza.

Los soldadores que más comúnmente se usan en joyería son de gas, por ejemplo, en pequeños talleres podremos ver soldadores de bombona azul, que se acciona mediante un fuelle que permite pasar el aire que ejerce la presión.

También tenemos los soldadores oxídricos, que son mucho más precisos, en estos casos se pueden hacer trabajos muy específicos con una rapidez mayor.

Técnicas básicas

Dentro de las técnicas básicas podemos citar el limado de las piezas, para ello existen varios tipos de limas de joyería que puedes ver en cualquier joyería, ya que se usan para muchas cosas.

El esmerilado también se hace para evitar imperfecciones, son papeles abrasivos que se van reduciendo poco a poco mientras se hace el proceso.

También podemos calar si necesitamos ajustar o eliminar una pequeña parte del material de la joya. Para eso se utiliza una sierra de calar.

En nuestro taller de German Joyero de nuestra joyería de la Avenida de Concha Espina 5 podrás realizar cualquier tipo de reparación de joyas o crear tu propia joya personalizada con nuestro asesoramiento profesional.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *